• +34 94 423 76 67
  • colegio@colminasbi.org

Qué es la demolición por voladura controlada

Qué es la demolición por voladura controlada

En ocasiones cuando se quiere demoler un edificio o instalación se recurre a técnicas que generan altos  niveles de contaminación, son de larga duración y gran coste económico y con baja seguridad para personal y vecindario. Sin embargo, existe una técnica que da solución a todos estos problemas: la voladura controlada.

La técnica de demolición por voladura controlada se basa en la rotura de elementos críticos de la estructura que producen un desequilibrio en la misma y como consecuencia su caída hacia una dirección determinada.

Este sistema de destrucción es aplicable a estructuras construidas mediante pilares, vigas u hormigón armado; e incluso edificios cuya estructura haya sido construida mediante muros de ladrillo.

Sus ventajas son múltiples ya que permite volar grandes volúmenes de edificios de forma rápida y económica en zonas no urbanas; consigue reducir la altura de las construcciones en segundos y posibilita continuar con los trabajos de destrucción y desescombro con equipos mecánicos convencionales; y consigue una reducción de perturbaciones ambientales, tales como ruido o polvo.

Voladuras e ingenieros de minas

Detrás de una voladura de tal investidura debe haber siempre un ingeniero especializado en el tema, como es el caso de los ingenieros de minas. Sus funciones principales abarcan la creación y supervisión del proyecto al milímetro, asegurándose de que la voladura no corra ningún riesgo y se realice de forma adecuada y detallada asegurándose de que la voladura no suponga ningún riesgo para los edificios colindantes ni para las personas y se realice de forma adecuada y detallada.

Algunos ejemplos voladura controlada son la demolición de la central térmica de Andorra (Teruel), donde se necesitaron 270 kilogramos de explosivos; o la voladura de las torres de refrigeración de la central térmica Naturgy (León) usando un total de 182 kilogramos de dinamita.

Cómo se realiza una demolición por voladura

Previo a la voladura se elabora un Proyecto de Demolición en el que se reflejan los detalles técnicos de los trabajos a realizar y que deberá obtener la correspondiente Autorización Administrativa. En ella se redactan, entre otros, temas tan importantes como el autor del proyecto, el entorno afectado, un plano de la ubicación y el cálculo del consumo de explosivo y detonadores.

La autorización correspondiente deberá ser validada por tres administraciones diferentes: la Delegación o Subdelegación del Gobierno de la provincia, la Dirección de Industria y Energía, Sección de Minas de la correspondiente comunidad y la Intervención de Aras de la Guardia Civil.

Una vez obtenida la autorización para el uso y consumo de explosivos se inician los trabajos que comienzan por las partes del edificio colindantes con otros; y se retiran los elementos que puedan ser dañados durante el vuelco, como equipos de refrigeración o antenas.

Posteriormente, se aplican las cargas explosivas en forma de “cuña de rotura” para conseguir que la edificación se desplace de su posición y se genere un vuelco conjunto.

Seguidamente se establece la secuencia de disparo que asegura la rotura del material desde la sección más abierta hasta el eje de abatimiento.

Finalmente, se instalan los elementos de protección oportunos que cumplen una doble función: permitir la salida de los gases de la voladura y retener los fragmentos que puedan volcarse.

Esta técnica de gran interés realza la importancia de los/las especialistas en ingeniería de minas, que en este caso son los encargados de planificar y controlar la acción de voladura detalladamente.

El Colegio

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies