• +34 94 423 76 67
  • colegio@colminasbi.org

West Cumbria Mining quiere abrir una nueva mina de carbón en Inglaterra

un camión transporta carbón en una explotación minera

West Cumbria Mining quiere abrir una nueva mina de carbón en Inglaterra

Sería la primera explotación activa en Reino Unido en décadas y se ubicaría al norte del país

La empresa británica West Cumbria Mining ha planteado un proyecto para abrir, en la región norteña de Whitehaven, la que sería la primera mina de carbón de Inglaterra desde hace más de treinta años. El primer ministro Boris Johnson, presionado por los grupos medioambientales, ha ordenado llevar a cabo un estudio que determine el impacto medioambiental que podría tener el funcionamiento de la explotación.

El próximo mes de noviembre se celebrará en Glasgow (Escocia)  una cumbre en la que se pretende mejorar la reducción de las emisiones de carbono. A la vez, y pese al tiempo que lleva Gran Bretaña sin recurrir a la explotación minera de carbón, la empresa West Cumbria Mining ha presentado un proyecto de apertura de una nueva mina.

Uno de los grandes objetivos del gobierno de Johnson es el desarrollo de las zonas más empobrecidas del área norte del país. En los últimos años la región de Cumbria ha perdido una planta química y unos Altos Hornos, y la mina supondría un alivio para la subsistencia de su población: el proyecto crearía 600 empleos directos y hasta 1600 indirectos y aportaría 2.000 millones de euros al PIB de Reino Unido. Sin embargo, la oposición de los ecologistas ha instado a Johnson a paralizar la puesta en marcha del plan, hasta que un estudio determine qué consecuencias tendrá para el planeta.

Carbón de importación

Al carecer de minas de carbón propias, Reino Unido importa en la actualidad dos millones de toneladas anuales de este mineral. Portavoces de West Cumbria Mining aseguran que “la nueva mina trabajaría con técnicas mucho más respetuosas con el medio ambiente de las que se utilizan en países de los que actualmente Reino Unido importa el carbón” y que es “mucho mejor contar con una mina propia que comprar un material procedente de miles de kilómetros de distancia”. Los detractores replican que “es absurdo recurrir al carbón mientras el país aspira a liderar la lucha contra el calentamiento global”, amén de calificarlo como “un negocio sin futuro”.

Una paradoja medioambiental

Reino Unido apuesta desde hace años por energías renovables como la eólica y la marina. Pero la fabricación de turbinas eólicas y marinas requiere de acero, y el acero a su vez no puede obtenerse sin carbón, cuya extracción supone la emisión de gases invernadero y el calentamiento de la atmósfera. De continuar adelante con la apertura de una mina de carbón en su propio país, el primer ministro Johnson se enfrentará al reto de vender un esfuerzo serio y creíble por reducir la huella de carbono a los países invitados a la cumbre de Glasgow.

Colminasbi

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies